El Kumihimo, arte en trenzado de hilos.

Qué es el Kumihimo?

Todos los pueblos, desde la antigüedad han usado el trenzado de hilos o cuerdas para varios empleos.

Con la expansión del Budismo, alrededor del Siglo 4-5 y el empleo de cuerdas decorativas en las ceremonias religiosas, tuvo un desarrollo de nuevas técnicas de trenzados, hasta alcanzar la cumbre en la sociedad de los Samurai, dónde las trenzas fueron empleadas para abrochar las partes de la armadura, sujetar las espadas y crear una toma segura para el mango. La vida del Samurai dependió tanto de su habilidad para trenzar como de combatir.

El kumihimo fue introducido en Japón por China alrededor del siglo 4 d.c. En aquel tiempo sólo se trenzaba con los dedos, sin la ayuda de telares.

Con el fin de la civilización de los Samurai, hubo un verdadero desarrollo cultural japonés y también el kumihimo se enriqueció de nuevos dibujos y tramado.

En el siglo 16 se usaron trenzados de seda para decorar los vestidos debido a las suntuosas costumbres de escena del teatro japonés; en este período fue inventado el takadai, que permitió un trenzado sobre dos niveles.

Aquél que fuera una tradición oral, ahora fue documentada y nacieron nuevos diseñadores y nuevos artistas del trenzado.

Después de la segunda guerra mundial, la introducción al vestuario occidental reorganizó el número de los artesanos de kumihimo y alrededor de los años' 70 nacieron escuelas para mantener viva la tradición del trenzado.

Con hilos de diferente naturaleza, seda, lana, algodón y color, se pueden crear maravillosas trenzas redondas, planas, triangulares y de otras formas para usar en bisutería, cuerdas, cinturones, cintas decorativas, adornos para el vestuario bufandas y otro, con gran espacio para la creatividad.

Existen varios tipos de telares para la creación de diferentes tipos de trenzas.

MARU-DAI: Es el telar redondo y es el más común. Tiene la forma de un taburete redondo con un agujero central. Se usan carretes gordos para pasar los hilos y un contrapeso central. Las trenzas creadas sobre el Marudai pueden ser cuadradas, redondas, triangulares o planas.