TIBICOS


 

tibicos o kefir de agua   El Kefir de Agua es un refresco probiótico, como una limonada con gas, con muchos beneficios para la salud.

Lo idóneo es que cada producción tarde unas 48 horas en fermentar.

Para su realización, tan solo es necesario sumergir los granos de Kefir en agua embotellada o filtrada, 60g. de azúcar, medio limón y un higo (o un dátil).

 
Sin embargo, aquellos que bebemos asiduamente el Kefir, descubrimos que la mejor forma, es aquella que nos guste más:

 Se puede utilizar miel, diferentes frutas desecadas o incluso los hay que utilizan manzanas.

El Kefir de ayuda ante:
  - resfriados
  - sobrepeso, obesidad
  - tracto gastro-intestinal
  - trastornos urinarios del sistema reproductivo
  - enfermedades del sistema músculo-esquelético
  - enfermedad del hígado, la vesícula biliar
  - a los antimicrobianos (antibióticos) efecto – internos
  - acción antibacteriana en odontología (cavidad bucal)
  - utilizado como tónico (el sistema inmunológico)
  - uso en productos cosméticos (piel, pelo)
  - aplicación en la nutrición, el metabolismo
  - tratamiento de las vías respiratorias superiores
  - se regenera después de los antibióticos
  - uso en la diabetes (con excepción de dependientes de insulina)
  - aplicación en las enfermedades cardiovasculares
  - aplicación en la aterosclerosis
  - excreción de sustancias nocivas y tóxicas (como el alcohol)

Ingredientes para el kéfir de agua:

  • 3 cucharadas de nódulos de kéfir de agua.
  • 3 cucharadas de panela
  • 1 litro de agua.       


2. COMPOSICIÓN

  • ácido fólico es especialmente importante durante el embarazo.
  • El ácido glucurónico juega un papel importante en el tratamiento y la rehabilitación de los tejidos afectados de las articulaciones y la columna vertebral, en las enfermedades de los huesos y musculares del cuerpo.
  • P-cumárico y Clorogennaya identificados como los antioxidantes más importantes, el bloqueo de los radicales libres.

Estos ácidos se encuentran en pequeñas cantidades en las frutas. Los aportes del Kefir de Agua, ligados con el de las frutas, favorece la absorción por el organismo.


La enzima lipasa ayuda a la separación y eliminación de grasa de nuestro cuerpo, incluyendo las más dañinas - las grasas poliinsaturadas, que en el momento de la oxidación dentro del cuerpo son una importante fuente de radicales libres (el más peligroso de ellos - hidratado o parcialmente hidratado, como las contenidas en la margarina común).


Con el tiempo, influenciado por diversos factores (mala alimentación, factores medioambientales,...) se reduce la producción de la cantidad necesaria de lipasas, resultando que gran parte de las grasas ingeridas no son divididas y comienzan a acumularse en las capas subcutáneas produciendose el aumento de peso.

La enzima amilasa contribuye a la separación del almidón y la enzima proteasa tiene bastante éxito en ayudar a disolver los coágulos de sangre formados en los vasos sanguíneos, así como en la degradación de las proteinas, ayudando a su absorción.

La Coenzima Q es un eficaz antioxidante que puede prevenir el avance del envejecimiento en el cuerpo, así como muchos curar enfermedades tradicionales que surgen debido al envejecimiento del organismo.
Hongos similares a levaduras, y los microorganismos (no debe confundirse con la levadura nutricional) son responsables de un cuerpo sano y buen funcionamiento de la microflora intestinal.

El alcohol etílico se encuentra en el Kefir de Agua en una cantidad muy pequeña, que lejos de resultar nocivo, su consumo moderado mejora la salud cardiovascular y está asociado con el retraso de la aparición de la menopausia.

El agua de los tibicos, como ya he mencionado, (como el Sofúl), es muy buena para evitar o ayudar en los problemas digestivos y urinarios.


Los chinos le adjudican un montón de beneficios.


Tiene un sabor parecido al Tepache un fermento de piña muy popular en México, (se vende en casi todos los mercados) que es muy refrescante y sabroso, y a la Tejuino o a la zarzaparrilla.

Doble fermentación

 

Mezclar panela+Limón+higo+kefir y dejarlo en tarro tres días.
Una vez finalizada esta primera fermentación, se cuela y mezcla con zumo de manzana en proporción 1 parte de zumo por 4 de kefir lo pongo en botellas de cristal y se cierra herméticamente dejando que haga una segunda fermentación durante 2 o 3 días.
El resultado es una bebida gaseosa o soda muy agradable.