Cordyceps Sinensis





{youtubegallery=cordyceps,cordyceps sinensis }

Este hongo, también conocido en Japón como hongo Tochukaso y en la China como Dong Chong Xia Cao (insecto de invierno y hierba de verano) tiene una curiosa forma de desarrollo y vida.

Una oruga es invadida durante el invierno por el hongo Cordyceps sinensis y como parásito se alimenta de ella hasta que llegando el verano, la oruga muere.

En este proceso, el hongo ha absorbido todos los nutrientes de una oruga en desarrollo lo que le da unas cualidades energéticas y nutritivas importantes y enraíza en el pasto de esas montañas.

Si a ello le unimos que este proceso se desarrolla entre 3.500 y 6.000 metros de altitud, nos da una idea de la resistencia del hongo en cuanto a sus propiedades físicas.

Este hongo crecido en los pastos de estas altitudes, como las tibetanas, llamó la atención de los pastores al ver que los animales que se alimentaban con él, crecido en medio del pasto, se mostraban más fuertes y energéticos que los demás.

Con este descubrimiento, el hongo Cordyceps sinensis se convirtió en muy apreciado, sobre todo por su escasez, y se incorporó rápidamente a la Medicina Tradicional China, hace más de mil doscientos años, con carácter de milagrosa.

Cordyceps sinensis es un hongo muy peculiar puesto que en su ciclo biológico pasa una parte como insecto, donde desarrolla las esporas para su reproducción, y otra como hongo, lo que para muchos expertos es el máximo exponente de la supervivencia, un tesoro único de la Naturaleza por explorar, pero como tal, una fuente inapreciable de sustancias nutritivas y curativas.



Propiedades



Cordyceps sinensis es sobre todo valorado por sus propiedades del tipo adaptógeno, que sirve para distintos fines y que sabe buscar en el cuerpo a que lugar dañado acudir, por encima de su rareza.

Un resumen, que no puede ser breve, de sus propiedades son:
  • Para situaciones de cansancio y fatiga crónica, como puede ser la fibromialgia. Cuando se siente al borde de la extenuación. Se está empezando a usar en el deporte.


  • Hace las funciones de un antibiótico y por tanto refuerza el sistema inmunológico.


  • Como tal, se ha comprobado que en casos de cáncer refuerza el tratamiento ayudando al sistema inmunológico, a veces debilitado por el propio tratamiento.


  • La frigidez y la impotencia sexual pueden verse mejorados por este hongo, y para ello se ha usado tradicionalmente en las tribus autóctonas.


  • Importante su acción antibacteriana y antiinflamatoria.


  • Importantísimo como fortalecedor del sistema respiratorio y por tanto, para todas las enfermedades de esa parte de nuestro cuerpo (bronquitis, asma, enfisemas, neumonías, tuberculosis, etc...)


  • Sistema circulatorio, especialmente como micro-circulatorio, es decir, favorece el riego sanguíneo y llega a las partes más alejadas del corazón como extremidades y cerebro, por lo que se convierte en un buen aliado contra la falta de memoria, acúfenos, vértigos y manos y pies fríos.


Partiendo de la base de que estamos hablando de una planta tibetana, la medicina china da gran importancia al riñón como fuente tonificante de energía y a sus propiedades diuréticas le atribuye su cualidad de ser útil para casi todo.

Composición química



La Adenosina es un nucleósido cuya función es la transmisión de la energía al cuerpo y regula la función del sistema nerviosos central y es el principio activo principal del cordyceps.

Esto lo hace altamente eficaz para diversas afecciones de una forma absolutamente natural y principalmente en lo referente al sistema inmunológico ya que es la resistencia natural del cuerpo a la enfermedad contraída en forma de virus. Pero también para las que se generan desde el propio cuerpo, las llamadas auto-inmunes, como el cáncer y las alergias. La totalidad de las enfermedades son debidas a un mal funcionamiento puntual del sistema inmunológico y el Cordyceps sinensis es, principalmente por su contenido de adenosina, un refuerzo importante.

Posología



Se encuentra comercializado en forma de grageas o cápsulas y se recomienda dos al día, empezando a notar sus resultados a partir de los dos meses.